Empezaré este post diciendo que el SEO no está muerto, nunca ha muerto y no se ve que vaya a morir. Muchas de las redes sociales que hay