No es ningún misterio que crear y desarrollar relaciones con nuestros clientes requiere trabajo. Si deseas comunicarte con ellos, no puedes esperar a que éstos vayan a ti,